April 20, 2021

FE Y MEDICINA

COMPLEMENTOS PARA SANAR

Tener fe implica creer en un poder superior, ya sea Dios, el universo o cualquier otro ser que nos brinde su apoyo y guía en momentos difíciles. Al orar, meditar o realizar cualquier otra práctica espiritual, estamos generando un ambiente de paz y tranquilidad que nos ayuda a enfrentar los dolores y las angustias de la enfermedad

La historia de Randolph Byrd, el cardiólogo que estudió los efectos de la oración en la curación, es un buen ejemplo de cómo la fe puede influir en la medicina. Él tomó el caso de 400 pacientes que habían sido sometidos recientemente a una cirugía cardíaca de puente de safena. Dividió a los pacientes en dos grupos: uno que recibiría oración durante la recuperación y otro que no. Los resultados fueron sorprendentes, el grupo que recibió oración tuvo una tasa de complicaciones postoperatorias significativamente menor que el grupo que no recibió oración

La fe no solo puede ayudar en la recuperación física, sino también en la emocional. Las enfermedades muchas veces generan estrés, ansiedad y depresión, lo que puede afectar el proceso de curación. La fe puede ser un elemento clave en la superación de estos estados emocionales, ya que nos brinda la paz y la esperanza necesarias para enfrentar los momentos difíciles

Es importante destacar que la fe no debe ser vista como un sustituto de la medicina, sino como un complemento. La consulta con profesionales médicos siempre es necesaria y fundamental en cualquier proceso de curación. La fe puede ayudarnos a enfrentar la enfermedad de una manera más positiva y a encontrar la fuerza necesaria para superarla

Leave a comment